Encuesta de Clima: Una vez al año SI hace daño
26 octubre, 2017

Navidad & Liderazgo

Navidad & Liderazgo

Existen herramientas que pueden ayudar a cerrar el 2017 con broche de oro, en un escenario enriquecedor que genere una dinámica de disposición a nuevos retos, pero sobre todo la sensación de tener un líder que se preocupa por su equipo. Compartimos con ustedes algunas recomendaciones para esta época:

1. Prepare la información.

Diseñe algún esquema que le permita aterrizar las cualidades y fortalezas de cada miembro de su equipo, puede usar fotos de ser necesario. Recuerde que aunque son un grupo, cada miembro debe ser abordado desde su individualidad. No improvise.

2. Dedíquele el tiempo necesario.

Tenga espacios de retroalimentación con cada uno, dedíquele el tiempo y respete ese espacio. Evite escribir mails o recibir llamadas en ese escenario. Y si es usted muy asediado coloque un cartel en su puerta que diga: Ocupado

3. Hechos y datos

Retroalimentar con los Nunca o los Siempre es un error. Busque ejemplos claros, situaciones reales, no sucesos aislados. Por ejemplo: “Siempre estás distraído”- Es algo y es nada. Puede cambiarlo por: En la reunión que tuvimos con el gerente noté que no tenías mucha claridad en las cifras que necesitaban, te hicieron preguntas dificiles y te noté incomodo para poder contestarlas pues no tenias los datos claros”

4. No tema preguntar.

Éste es un espacio no sólo para retroalimentar, sino para ser retroalimentado. Debido a la posición de jefe que usted tiene en ese espacio, es complejo que alguien le diga abiertamente lo que piensa de usted, a menos que la dinámica de la relación lo permita. Pero en caso de que no sea así, no haga preguntas directas como: ¿hay algo que te disguste de mí?- Créame, serán pocos los que se atrevan a hacerlo, así usted sea el mejor jefe del mundo. Es un tema de supervivencia en algunos de los casos. Busque expresiones más generales como- ¿Si pudieras regalarme algo que me ayudara a ser mejor líder, que me regalarías y porque? Antes de hacer esa pregunta, asegúrese de estar dispuesto a escuchar cualquier respuesta sin cargarse de sentimientos en contra de otros.

5. Sea realista y prudente.

Estos escenarios se prestan para que las personas busquen compromisos de su parte. Por ejemplo un ascenso, un aumento de salario, un traslado etc. Evite caer en la trampa de prometer cosas que no sabe si podrá cumplir. Incluso, si sabe que podrá hacerlo, es mejor ser prudente hasta que sus promesas sean un hecho, el pan de cada día en las organizaciones es que “aprueben” o “rechacen” proyectos. Recuerde que es su palabra la que está en juego.

6. Genere acuerdos

De nada sirve retroalimentar si no hay compromisos. No tema establecer acuerdos en ese escenario, y de ser posible involúcrese o busque una red de apoyo para que ese colaborador pueda superar sus oportunidades de mejora.

7. No dañe el momento.

Evite utilizar la reunión de fin de año con su equipo para recriminar o recordar tareas. Eso equivale a recordarle a la pareja las cuentas por pagar en un momento romántico.

8. Sea generoso.

La generosidad no está en los regalos que dé, sino en las experiencias que brinda. Si tiene algún presupuesto para ésta reunión, busque espacios diferentes a la oficina. En caso contrario, sea recursivo y optimice los espacios disponibles para hacer de ésta una reunión muy especial.

9. Póngale su marca.

No hay cosa más emotiva que sentir que el líder se esforzó por hacer de éste momento algo especial.

Envíeles una invitación desde su correo, es de pésimo gusto poner a su asistente a hacerlo, ¡sorpréndalos! Durante 11 meses ese equipo lo ha apoyado en su gestión, es un buen momento para demostrar con hechos simples, que usted reconoce esa labor.

 

La verdadera generosidad no está en darle más a los demás, está mejor en darse a los demás

Lililiana Escalante
Lililiana Escalante
Psicóloga / Esp. en Gerencia Estratégica

Deja un comentario

Contáctanos